Página de inicio de Novell



Servicios distribuidos de archivos (DFS)

Localice los datos con toda facilidad, incluso cuando se desplazan en dispositivos móviles, resuelva problemas de copia de seguridad y migre datos a Linux sin problemas.

Para facilitar la localización de los datos, incluso cuando se llevan en dispositivos móviles, los servicios distribuidos de archivos preservan la organización lógica de los archivos manteniendo una base de datos de ubicación de volúmenes (VLDB) para todos los volúmenes. Cuando transfiere un volumen de Novell Storage Services (NSS) a un nuevo volumen de un repositorio diferente, el VLDB desvía las consultas a la nueva ubicación, de modo que los usuarios y las aplicaciones nunca pierden la pista de los archivos, incluso cuando se modifican los directorios.

Incluso puede dividir un volumen NSS para reubicar los datos de un directorio a un volumen NSS recién creado. Los servicios distribuidos de archivos colocan un archivo de bifurcación en la ubicación original, en lugar del directorio antiguo. El archivo de bifurcación informa acerca de la nueva ubicación de los datos. Cuando los usuarios tratan de acceder a dichos datos, los servicios distribuidos de archivos buscan la ubicación del volumen de destino en la VLDB y, de forma automática y transparente, redirigen las consultas para permitir a los usuarios obtener sus datos.

Con el uso de los archivos de bifurcación y la VLDB, el usuario no necesita conocer la ruta a la ubicación física de los datos. Además, reduce los gastos administrativos. Así, cada vez que necesita trasladar un volumen a un servidor diferente, ya no tiene que comunicarlo a nadie, reeducar a los usuarios ni atender solicitudes de ayuda durante los seis meses posteriores. Tanto usted como sus usuarios pueden seguir usando las rutas lógicas a las que están acostumbrados al asignar unidades de red o crear guiones de inicio de sesión. La ubicación física de los datos puede cambiar con el tiempo, y el cambio es totalmente transparente para el usuario final.

Los servicios distribuidos de archivos también simplifican el número de rutas que necesita un usuario para recordar si los datos están repartidos entre diferentes volúmenes o servidores. Por ejemplo, si los datos de un usuario están localizados en los servidores X, Y y Z, puede crear archivos de bifurcación en el servidor X que redirijan a todos los datos de ese usuario en los servidores Y y Z. De ese modo, los usuarios solamente necesitan recordar la ruta al servidor X, ya que, con las bifurcaciones, los datos aparecen como si todos se encontrasen en una misma ubicación.

Adicionalmente, los servicios distribuidos de archivos pueden facilitar la copia de seguridad cuando los datos están distribuidos en varios volúmenes, o en volúmenes demasiado grandes. Permiten la división de volúmenes grandes en dos o más volúmenes, y realizar por separado la copia de seguridad de los volúmenes resultantes como sea necesario. Puede dividir un volumen a la altura de cualquier directorio, originando un nuevo volumen NSS, sin cambiar la ruta lógica a los archivos.

Los servicios distribuidos de archivos pueden proporcionar además una ruta de migración para los clientes que transfieren volúmenes NSS de NetWare a Open Enterprise Server en Linux. Puede mantener su flexibilidad y migrar a su propio ritmo, e incluso transferir datos de los servidores NetWare a Open Enterprise Server en Linux, sin necesidad de comprometerse a realizar una migración en bloque a un entorno de Open Enterprise Server en Linux.

© 2014 Novell